elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Vino de los Valles de Benavente

Los tipos de vinos amparados por la mención "Vino de Calidad de los Valles de Benavente" serán los siguientes:

a) Blancos: Elaborados a partir de las variedades autorizadas. Su graduación alcohólica natural mínima será del 11% del volumen adquirido.

b) Rosados: Elaborados a partir de las variedades clasificadas como principales y complementarias. Se podrán utilizar para su elaboración tanto variedades tintas solamente, como una mezcla de variedades tintas y blancas, en cuyo caso se utilizará un 35% como mínimo de variedades principales tintas, un 30% como máximo de variedades principales blancas y el resto de variedades complementarias tintas. Su graduación alcohólica natural mínima será del 11% del volumen adquirido.

c) Tintos: Elaborados a partir de las variedades tintas clasificadas como principales y complementarias, siendo al menos el 75% de las anteriores de variedades principales. Su graduación alcohólica natural mínima será del 11,5 % del volumen adquirido en tintos jóvenes y del 12% en tintos Crianza, Reserva y Gran Reserva.
Los vinos protegidos deberán presentar las cualidades organolépticas que a continuación se describen:

a) Vinos blancos:
En fase visual presentarán un color amarillo pálido con ribetes pajizos. Su fase olfativa se caracterizará por aromas frutales muy marcados e intensidad media alta, con aparición de notas anisadas u otros aromas característicos de la variedad. En boca presentarán un importante cuerpo de intensidad media alta y una agradable sensación retronasal donde vuelven a aparecer las frutas.

c) Vinos rosados:
En fase visual se caracterizarán por presentar colores rojizos de picota y cereza. Su fase olfativa se caracterizará por aromas frutales muy marcados de intensidad media alta donde predominen la fruta roja, fundamentalmente fresas y frambuesas. En boca manifestarán intensidad alta, de importante cuerpo, una viveza alta. La sensación retronasal se caracterizará por las mismas sensaciones percibidas en nariz, con un marcado aspecto frutal. Se podrá percibir cierta “aguja”.

d) Vinos tintos:
En fase visual se caracterizarán por una marcada capa media con tonos azulados. Su fase olfativa se caracterizará por un aspecto frutal muy marcado donde se combinan matices de frutas rojas, fundamentalmente fresa y frutas del bosque maduras de intensidad alta, como moras y arándanos. En boca se presentarán una estructura alta y compleja con una sensación retronasal muy marcada de carácter frutal.

En tintos sometidos a envejecimiento en barrica, aparecerán las connotaciones de color típicas del mismo, marcándoseles más en nariz la complejidad añadida por la barrica. La sensación retronasal será agradable y duradera apreciándose las notas de madera y ciertos caracteres frutales.

Sin votos aún