elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Vino de Cigales

El arquero Cock, acompañante de Felipe II en su viaje a Tarazona en el año 1592, definía la localidad de Cigales de la siguiente forma: «Hay buena iglesia, linda fuente y excelentes vinos claretes».

En toda Europa, los caldos de esta comarca siempre han sido elogiados y valorados. Tal es así, que los franceses, cuando sus viñedos fueron arrasados por la filoxera, recurrieron a las bodegas de Cigales para abastecer sus mercados. Siglos más tarde, ese reconocimiento se mantiene vivo.

Los tipos de vinos amparados por la Denominación de Origen «Cigales» son:
1.– Rosados:
« Cigales Nuevo». Elaborado con un mínimo de 60 por 100 de variedad Tinto del País y al menos un 20 por 100 de variedades blancas. Vino del año, cuya graduación alcohólica adquirida mínima será de 10.5º. Obligatoriamente figurará la añada en la etiqueta.

« Cigales». Elaborado con un mínimo del 60 por 100 de la variedad Tinta del País y al menos con un 20 por 100 de variedades blancas. Comercializado a partir del 31 de diciembre del siguiente año, cuya graduación alcohólica adquirida mínima será de 11º.

« Cigales Crianza». Elaborado con un mínimo de 60 por 100 de la variedad Tinta del País y al menos con un 20 por 100 de variedades blancas, cuya graduación alcohólica adquirida mínima será de 11º.

2.– Tintos:

Elaborados con un mínimo del 85 por 100 de uva de las variedades Tinta del País y Garnacha Tinta, cuya graduación alcohólica adquirida mínima será de 12º».

Características organolépticas de los vinos:

Rosados
:En su fase visual presentan color rosa complejo, desde rosa fresa hasta rosa guinda. En vinos muy jóvenes y con abundancia de variedad Tempranillo o Tinta Fino, aparecen tonos violáceos en capa fina.

En fase olfativa, los aromas primarios son importantes y punzantes, de la serie frutal verde, otros con aromas de fruta más madura. Aromas secundarios abundantes, propios de la fermentación e intrínsecos del vino, con una vinosidad delicada y persistente en el tiempo.
En fase gustativa presenta sabor suave y ligero, breve y algo cálido, con muy variados sabores y un gran equilibrio de alcohol y extracto. Dada la mezcla de variedades que intervienen en su elaboración, resulta un producto inigualable.

Tintos: Jóvenes

Fase visual: Color rosa guinda intenso, con aportaciones de bermellón y matices azules, añil, violáceos y púrpura, en capa fina.
Fase olfativa: Aromas primarios muy importantes de la gama de la fruta madura y de frutos rojos silvestres intensos Aromas secundarios abundantes, adecuados y muy característicos.
Fase gustativa: Importante componente de ácido tánico, que se redondea con el tiempo, sobre todo con la crianza. Se manifiesta más el tanino que la acidez. Con un extracto adecuado y un aporte glicérico importante.

Crianzas
Fase visual: Color rojo guinda en capa alta, en capa fina gran intensidad de color con matices violáceos. Lágrima acusada.
Fase olfativa: Aromas primarios y secundarios tenues. Aromas terciarios equilibrio de madera, toques vainillados, humo y tabaco.
Fase gustativa: Gran equilibrio entre vino y madera. Sabores a vainilla, tabaco. Muy sabroso, potente y amplio. Equilibrado en alcohol y acidez. Amplia vía retronasal, con potente bouquet de crianza y fino recuerdo de la Tinta del País.

Sin votos aún