elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Rosquillas ledesminas

Este producto típico de Ledesma lleva elaborándose más de 100 años y está abalado por tres generaciones de una familia que utiliza solamente huevos, harina, azúcar y mantequilla, pero siempre de manera artesanal
Han cumplido 200 años desde su nacimiento y siguen siendo uno de los dulces más conocidos de Salamanca. Las rosquillas de Ledesma son uno de los productos típicos que se pueden encontrar en la fábrica de Genaro Montero. Un estudio elaborado por el Ayuntamiento de la villa explica que este producto comenzó a elaborarse durante la invasión de los franceses con el objetivo de tener un alimento con productos básicos de fácil almacenado y que mantiene sus cualidades durante largo tiempo. Hay que decir también que la empresa pertenece a la Asociación de Artesanos Alimentarios.
Gracias a sus cualidades, esta delicia se ha convertido en todo un referente de la gastronomía charra. Las rosquillas se siguen haciendo de manera artesanal. Según Montero, el secreto reside en que no lleva ni colorantes, ni conservantes y están elaboradas con azúcar, harina, huevos, leche y manteca.
Las rosquillas de Ledesma se pueden encontrar en diferentes puntos de España como Zamora, Valladolid, Madrid y San Sebastián, así como tiendas especializadas como El Corte Inglés. Además de las rosquillas ledesminas, en la empresa se fabrican perronillas, mantecados y periquillos. Se venden en cajas y bolsas de diferentes tamaños.

Tu voto: Ninguno Promedio: 3.7 (3 votos)