elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Cecina de chivo de Vegacervera

Denominación de calidad: 

Lo que diferencia a la cecina de chivo de Vegacervera no es otra cosa que su sabor genuino, diferente al resto. «Se trata de una carne muy suave, con un bajo contenido de grasa y muy rica en hierro».
A la hora de consumición, la cecina se puede tomar curada o entrecallada. La primera se elabora a través de los cuartos traseros de la cabra que durante cuatro días se ponen en salazón, se adoba con pimentón, ajo, aceite, orégano y, por último, se ahuma. Más tarde se deja curar alrededor de tres meses. Otra forma de consumirlo es ‘entrecallado’ o cocido. Para preparar este plato, el animal en cuestión debe cumplir unos requisitos como que pese más de 22 kilogramos en canal y tenga más de 1,5 centímetros de grasa en el pecho. Tiene que ser un animal de un tamaño considerable. Para su consumo siguen un proceso similar, aunque el proceso de curado pasa de ser de cuatro meses a ser solamente de uno.
Localidades: La sede de la Marca de Garantía se encuentra en Vegacervera.
Productores: Aproximadamente, 30 ganaderos pertenecen a la asociación.
Los animales: Los chivos deben tener un peso de 22 kilogramos en canal y 1,5 centímetros de grasa en el pecho.
Producción: Cuenta con una cabaña de unos 5.000 chivos de las que se obtiene una produccion de unas 60 toneladas de cecinas al año.
Mercados: La provincia de León y gran parte del norte de España.
Características: Este tipo de cecina se diferencia de otras, en primer lugar, por tener un sabor muy genuino, muy particular. Pero, además, es suave, sabrosa, con un bajo contenido de grasas y rica en hierro. Lo que la convierten en un manjar exquisito y saludable a la vez.

Tu voto: Ninguno Promedio: 5 (4 votos)