elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Carne Morucha

Denominación de calidad: 

El ganado apto para suministrar la carne protegida por esta Indicación Geográfica Protegida es únicamente el de raza bovina Morucha, que se ajustará a las técnicas y usos de aprovechamiento de recursos naturales en régimen extensivo.

En la alimentación suplementaria de las reses destinadas al sacrificio se utilizarán, exclusivamente, piensos autorizados por el Consejo Regulador.

Considerando la edad y la alimentación a la que los animales han sido sometidos, se distinguen los siguientes tipos:

  • Ternera: Animal que se destina al sacrificio con una edad máxima de catorce meses. Su alimentación será fundamentalmente de leche materna, admitiéndose la suplementación con recursos alimenticios autorizados por el Consejo Regulador y de acuerdo con las normas que él establezca.
     
  • Añojo: Animal destetado con una edad mínima de cinco meses, que se destina al sacrificio con una edad comprendida entre los 14 y los 24 meses, siendo alimentado con recursos autorizados por el Consejo Regulador y de acuerdo con las normas que él establezca.
  • Novillo: Animal que se destina al sacrificio con una edad comprendida entre los 24 y 36 meses, alimentado con recursos autorizados por el Consejo Regulador y de acuerdo con las normas que él establezca.

Las características de la carne después del sacrificio y faenado son:

  • Ternera: Carne de consistencia firme, ligeramente húmeda y textura fina, color entre rosa brillante a rojo claro.
     
  • Añojo: Carne de color rojo púrpura, brillante, con grasa de color blanco, consistencia firme al tacto, ligeramente húmeda y textura fina.
     
  • Novillo: Carne de color rojo cereza, con grasa de color crema, consistencia firme al tacto, ligeramente húmeda, textura fina y moderado nivel de grasa intramuscular.

La raza Morucha es una raza pura, en cuya formación no ha intervenido ningún otro grupo étnico. Se trata de una raza morena, de tamaño variable, cuello corto y papada recogida, de gran armonía corporal y viveza de movimientos, su tórax es profundo; de pecho ancho y espalda amplia y musculosa.

Siempre se ha explotado en régimen extensivo, actualmente su asentamiento coincide con la zona de implantación del bosque mediterráneo, con arboledas de encinas y alcornoques, formando el ecosistema de la dehesa.

Las reses Moruchas llevan a cabo con la máxima eficacia el aprovechamiento de los recursos naturales proporcionados por la dehesa, alimentándose de la hierba o pasto, rastrojos y aprovechamiento de espigaderas.

Sin votos aún