elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

Museo del pan en Mayorga (Valladolid)

La riqueza del pan

09/09/2009
El Norte

El pan, uno de los alimentos más sencillos y antiguos de nuestra alimentación, se merecía un museo especialmente en Valladolid, tierra productora de cereales.

La variedad propia de las tierras pucelanas es el pan Candeal. Su nombre deriva de la variedad de trigo que se cultivaba en los campos vallisoletanos, el Candeal que daba una harina de gran calidad. Es un pan de corteza fina y ligeramente tostada, de miga blanca y compacta. Este pan se conserva en muy buenas condiciones entre los 3 y 4 días siguientes a su elaboración, manteniendo intactas todas sus propiedades de frescura, aroma y sabor.

El pan es un gran compañante de carnes rojas, asados y guisos, con vinos tintos o rosados, ya que potencia su sabor.

Pan de cuatro canteros
Es el pan candeal típicamente castellano. Se distingue por el rajado de la masa, resultando un pan en el que los canteros se separan ligeramente del centro.

Pan lechuguino
Es el pan candeal por excelencia de Valladolid. Toma su nombre de su aspecto pues, antiguamente se llamaba lechuguino a la gente que iba excesivamente arreglada. Tiene una corteza fina, dorada y brillante.
 

Pan de cuadros
Se distingue por los cuadros de su corteza, el rajado se realiza a mano, uno a uno, del que depende su correcta cocción.

Pan de polea
Es el pan candeal típico de la zona rural de Valladolid, siendo una variedad muy original. Su nombre se debe a que su diseño simula una polea. La hendidura que permite tan original forma se realiza con una cuerda.

Fabiola
El pan de candeal de siempre en forma de barra, con ondulaciones en su parte superior. Fue creado por un panadero de Valladolid en el año 1961, otorgando el nombre de Fabiola en honor a la, entonces, reina de Bélgica. Tiene un sabor delicado y fino. Su proporción de agua es superior que el pan Candeal tradicional lo que hace tener una miga muy blanca y algo alveolada.

Blanca o de picos
También en forma de barra, debe su nombre a unos cortes típicos cuya cocción provoca la aparición de picos en su corteza, crujiente y ligeramente dorada.

Barra de flama
También llamada “barra de riche”. Es el pan de mayor consumo en toda la península. Es un pan ligero, de miga suave y esponjosa, con una corteza crujiente y brillante. Suele presentarse en dos tipos diferentes: Barra alargada de 230-250 gramos o en bollito o riche de 90-100 gramos.

Barra rústica
Su elaboración es totalmente manual, resultando una barra de aspecto tosco y rústico. El proceso de elaboración es muy cuidado respetando su prolongado tiempo de fermentación y cocción. Se suele añadir algo de harina de centeno (10-15 %) que le da un color algo más oscuro y mejor sabor y conservación. El pan resultante es exquisito de aroma y sabor, de miga esponjosa y con cuerpo, corteza gruesa y crujiente y una conservación prolongada. El formato más habitual de este tipo de pan es una barra alargada de 300 gr.

 

 

Texto y fotos: Diputación de Valladolid

Sin votos aún