elnortedecastilla.es Tierra de Sabor

El jefe de cocina prepara la cena de Nochevieja que se celebra el 6 de agosto

La mesa de los Concejo en Valoria

TAGS:
05/08/2011
JAVIER PÉREZ ANDRÉS

Así, como suena. Con cotillón y todo. En Valoria la Buena, a diez kilómetros de Valladolid, cada mes de agosto se celebra la noche de fin de año y es tanto su realismo que vecinos y forasteros –casi 15.000– se sumergen en un ruidoso ambiente navideño. El origen fue un apagón inesperado que dejó al pueblo sin luz, sin uvas y sin campanadas hace quince años.


La familia Concejo se suma a esta fiesta tan descolocada en el calendario. Lo hace cuando la  hospedería Concejo cumple un año y medio en Valoria la Buena. Este restaurante y hotel rural ha supuesto una valiosa infraestructura para el turismo de la localidad, en la que se elaboran vinos de la DO Cigales y quesos, se conserva un circuito de bodegas subterráneas de gran valor en arquitectura popular y un original Museo del Cántaro. Antonio Concejo define el complejo hostelero comoun «proyecto familiar que mis hijos gestionan, respetando el edificio original», de ahí el nombre del restaurante, que alude a un pariente militar. A Antonio se le debe la incorporación de las almendras garrapiñadas a la oferta gastronómica y a los vinos Concejo. Y todo por su ascendencia de Villafrechós.

Los Concejo son también los dueños de la única bodega de la DO Cigales, situada en la margen  izquierda del Pisuerga.


Alojamiento, bodega y restaurante llevan en Valoria el sello de los Concejo. Enrique y Fran alternan las tareas de la viña y la bodega –no muy distantes del restaurante– con la actividad hostelera de atención
a comensales y turistas. Enrique Concejo es el alma de este proyecto, que ha colocado a Valoria la Buena en el mapa del vino español y de la oferta turística.


Los salones y terrazas permiten celebrar banquetes y organizar catas y eventos. El restaurante lleva año y medio abierto y se mantiene con un tipo de cocina moderna que alterna menús diarios tradicionales. Menú degustación por 35 euros; a la carta se puede comer por una media de 45 euros, con un buen
repertorio de arroces, carpaccios, tempuras, ensaladas, pescados y carnes con platos generosos y un tipo de cocina actual.

Sin votos aún